Revenge Of The Sith

La Guerra de los Clones continúan, y el Canciller Palpatine (Ian McDiarmid) ha sido secuestrado por el Líder Separatista de la Confederación de Sistemas Independientes, el General Grievous (Matthew Wood). Los Jedi Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor) y Anakin Skywalker (Hayden Christensen) encabezan una misión para rescatar al Canciller y detener a Grievous. Después de abordar la nave “La Mano Invisible” y localizar al Canciller Palpatine, los Jedi tienen un encuentro con el Conde Dooku, en el cual Obi Wan es puesto fuera de combate. Anakin, por otro lado, siendo provocado todo el tiempo por Dooku, reduce al Sith amputándole ambas manos. Es aquí donde Anakin, dejándose llevar no solo por su odio al Sith que le cortó el brazo y comenzó la Guerra de los Clones, sino también por las insistencias de Palpatine para eliminar al Separatista, decapita al Conde.